La Soga era buscado en 172 países menos en Santiago, donde siempre estuvo

Cuando lo atraparon no hubo disparos

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La búsqueda por casi seis años del exteniente de la Policía Fernando de los Santos, mejor conocido como La Soga, se asemeja a la desaparición del hijo del aviador norteamericano Charles Lindbergh, pues lo buscaron hasta en 172 países con ayuda de la Interpol y los informes indican que siempre estuvo en Gurabo, provincia Santiago.

Seis años tardó la Policía en apresar a La Soga, a quien se atribuyen decenas de muertes por encargo. Al parecer las autoridades estaban buscando en el lugar equivocado, a juzgar por los testimonios dados en su momento por el entonces ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, y el exvocero de la Policía, Máximo Báez Aybar.

Vea también: Abogado de presunto sicario La Soga dice acusaciones vienen de sectores “malintencionados”

Sin embargo, el periodista José Gutiérrez da cuenta de que La Soga convivía socialmente en Gurabo, apostaba en peleas de gallos y que esos reportes los recibía frecuentemente de las personas que lo veían.

En la cronología de la búsqueda “frenética” del denominado sicario, el entonces jefe policial, José Armando Polanco Gómez, fue más amable al pedirle que “por favor” se entregara.

Las gestiones de Fadul, Polanco Gómez y Báez Aybar pasaron y no se pudo apresar al fugitivo.

Sin disparar una bala, este miércoles se produjo el “milagro” de apresar al hombre más buscado nacional e internacionalmente.

Este suceso guarda semejanza con la frase “Está más perdido que el hijo de Lindbergh”, pues el hijo del aviador que cruzó por primera vez el atlántico estaba perdido y tras ser buscado en amplias ciudades, su cadáver fue hallado en un paraje, a unos pocos kilómetros de distancia de su residencia.