El aseguramiento en salud es visto como un negocio lucrativo dentro del sistema

Santo Domingo RD.- En la segunda entrega de la serie: Seguridad Social, que no es segura. Conocemos el esquema de funcionamiento de los seguros de salud que no tiene forma de llegar a más de tres millones de dominicanos, mayormente envejecientes, los más pobres, trabajadores informales e indigentes.

Tener un seguro de salud en el país es un derecho garantizado por la Ley que no supone traumas para los afiliados, pero esto no abarca al 30% de la población.

La seguridad social debe garantizar a todos los dominicanos y residentes legales ser beneficiarios de un seguro, además de que las normas complementarias regularan la inclusión de los dominicanos residentes en el exterior; disposición que evidentemente se divorcia de la realidad.

La Dirección de Información y Defensa de los Afiliados, lamenta que el interés económico es lo que mueve a las prestadoras de servicios, dejando desprotegido al requiriente.

Las quejas por la poca cobertura iniciaron desde que arrancó el sistema en el 2003 y reciente hubo un incremento de 98 pesos por cabeza, lo que implica, que las ARS manejan 18 mil millones anualmente.

Según la Asociación Dominicana de Clínicas privadas las legislaciones vigentes oprimen a los prestadores de servicios privatizados

Estos actores, reconocen incluso que el aseguramiento en salud es visto como un negocio lucrativo dentro del sistema.

El Seguro Nacional de Salud, que ampara básicamente al régimen subsidiado y contributivo, percibe ganancias estimadas de 26 mil millones de pesos anuales.

Las coberturas en farmacia y servicios hospitalarios para pacientes con enfermedades catastróficas es otro dolor de cabeza, debido a que ni reciben atenciones adecuadas y los fondos son insuficientes.

Las administradoras de salud disponen de un millón de pesos anualmente para cubrir enfermedades catastróficas

Autor: Patricia Dipre