La intervención que se prolongó durante año y medio ha permitido que esta joya histórica recupere su belleza original

Un mosaico de la época paleocristiana, que muestra la imagen de un pavo real, símbolo de la resurrección para el cristianismo, ha sido restaurado en el pavimento de la antigua iglesia de Santa Reparata, sobre la que fue edificada la actual Catedral de Florencia.

El mosaico policromado que muestra la imagen de un pavo real presentaba antes de la restauración “diversos elementos de degradación”, como desprendimientos o daños en las teselas y suciedad, fruto del paso del tiempo y de restauraciones anteriores, agrega la nota de los responsables de gestión de la catedral.

La iglesia de Santa Reparta fue levantada en el siglo V y entre el VIII y XI experimentó algunas modificaciones sobre todo en su área presbiteral, aunque siempre mantuvo sus proporciones originales.

Fuente: EFE