Santiago, RD.- Pese a los dimes y diretes entre los voceros de la CORAASAN y el ayuntamiento de Santiago, el alcalde Abel Martínez se rehusó a referirse al tema.

Martínez también aseguro desconocer un mensaje que se hiciera viral a través de las redes en que esa entidad denunciaba aumentos en el servicio del agua luego de que se sacara el cobro de la basura.

Se recuerda que el vocero del alcalde Fernando Ramírez habría asegurado que no podía haber acuerdo entre ambas partes debido a las irregularidades que según este cometía la corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago contra la entidad.