Las autoridades ignoraban el número exacto de personas que seguían desaparecidas

Los servicios de rescate trabajaban sin descanso este miércoles en la ciudad taiwanesa de Hualien para intentar encontrar supervivientes, tras un terremoto de 6,4 grados de magnitud que dejó al menos seis muertos y más de 200 heridos.

Las autoridades ignoraban el número exacto de personas que seguían desaparecidas tras el sismo, que sacudió esa ciudad portuaria del este de Taiwán, uno de los principales destinos turísticos de la isla.

Los equipos de rescate centraban sus esfuerzos en un edificio residencial de 12 plantas, el Yun Tsui, cuyos pisos inferiores se derrumbaron.

Según los bomberos locales, 88 personas seguían desaparecidas en ese inmueble, que albergaba también un restaurante, comercios y un hotel, a las 14H00 locales (06H00 GMT), pero no sabían si estaban atrapadas entre los escombros o estaban en otro lugar.