Aparenta ser una persona trastornada y enferma

Santo Domingo RD.- Sorprendido se encuentran antiguos vecinos de Víctor Alexander Portorreal, principal acusado del asesinado de una mujer y tres niños.

Los residentes del sector La Puya de Arroyo Hondo lo nombraban como “el chupa sangre” y “el metálico”.

Los comunitarios donde Portorreal vivió hacen aproximadamente tres años, expresaron que este siempre estaba solo.

Un equipo de CDN se trasladó a la calle Apolo Dos del mismo sector donde supuestamente vive Víctor Manuel Portorreal, padre del acusado del crimen, en ese momento frente a la entrada de la residencia estaba un minibús color blanco, con los cristales tintados y sin placas con personal del Departamento de Investigación Criminales de la Policía, quienes procedieron a ingresar inmediatamente al vehículo al percatarse de la presencia de la prensa.

En tanto, que el siquiatra José Miguel Gómez, afirmó que cuando se comete un crimen múltiple familiar como el que se le atribuye a Portorreal, se sabe que el agresor es una persona trastornada y enferma.

También explica que un individuo sale de los conceptos normales y tiene conductas fuera del contexto de la cultura y el entorno social es motivo para que su entorno empiece a repensar que pasa con ese ser humano. Esto ante el aparente estilo de la cultura Metal que muestra Portorreal en fotografías de sus redes sociales.

Mientras, que la pedagoga Xiomara Lara, expresó que una persona para cometer un acto de esta naturaleza tiene claros indicios de trastorno mental, cuadro clínico agudo y que incluso pudo estar bajo el efecto de las drogas.

Autor: Mailen Reyes