SÁNCHEZ RAMÍREZ, República Dominicana.- La Alcaldía del municipio Cotuí adeuda más de RD$100 millones a distintos acreedores, razón por la que fueron embargadas sus cuentas.

De acuerdo a la alcaldesa Teresa Ynoa, las deudas millonarias fueron heredadas por la gestión pasada que encabezó Rafael Molina, con varios acreedores que, fruto del incumplimiento de pago, fueron favorecidos por la justicia con sentencias.

Los acreedores mantienen embargadas todas las cuentas de la institución, incluida la de personal que, de acuerdo a la Constitución, es inembargable. El ayuntamiento ya inició un proceso jurídico para levantar estos embargos.

También se informó de varias irregularidades en la gestión pasada, que fueron identificadas por las nuevas autoridades municipales. La nueva administración ordenó varias auditorías que aún no han sido dadas a conocer.

La alcaldesa asegura que el ayuntamiento de Cotuí podría paralizar sus operaciones fruto de esta situación.

Por: Daury Reyes