Se hacía pasar por una mujer artista para acercarse a sus víctimas.

Un científico británico fue condenado este lunes a 32 años de cárcel al ser declarado culpable de 137 delitos penales en internet, entre ellos incitación a la violación de un niño de 4 años.

Matthew Falder, de 29 años, quien se apodaba “evilmind” y “666devil” en la red, se hacía pasar por una mujer artista para acercarse a sus víctimas y pedirles que les enviaran fotos de ellas desnudas o parcialmente desnudas.

Chantajeó a varias de sus 50 víctimas, entre las que figuraban desde niños hasta adultos de unos treinta años, y transmitió y comentó imágenes degradantes de ellos en sitios web, según informó la Agencia Nacional del Crimen (NCA).

El acosador, que deberá cumplir su pena en una cárcel de Birmingham (centro), también filmó a personas que conocía mientras se duchaban, tras instalar cámaras ocultas en varios lugares.

El juez Philip Parker describió “una historia de perversión sin límites”, cuyas consecuencias en las víctimas fueron devastadoras.

“Falder es un individuo extremadamente manipulador que claramente sentía placer humillando a sus numerosas víctimas . Deliberadamente elegía víctimas jóvenes y vulnerables. Al menos tres de ellas intentaron suicidarse”, reveló la fiscalía en un comunicado.

El geofísico, graduado en la prestigiosa universidad de Cambridge, y empleado como investigador post doctorado en la universidad de Birmingham, fue detenido en su lugar de trabajo en junio de 2017 y reconoció todos los hechos.

“En 30 años de carrera jamás vi delitos tan horribles, cuyo único objetivo era provocar sufrimiento y angustia”, dijo uno de los investigadores, Matt Sutton, citado por la NCA.

Fuente: AFP