Los fondos manejados por el sistema financiero se estimaban en 1.4 billones de pesos

Santo Domingo RD.- El economista Wandel Cuevas defendió hoy el sistema de capitalización individual manejado por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), originado en Chile y posteriormente instaurado en República Dominicana, tras asegurar que estos garantizan la estabilidad e impulsan el crecimiento de la economía del país.

Sostuvo que la importancia de los recursos acumulados por los trabajadores, en el sistema, es tal que representaban al 2016 un 10.38% del producto interno bruto (PIB), estimándose el mismo en unos 3.3 billones de pesos, es decir, unos 71,600 millones de dólares a la fecha.

“Su dimensión es mayor al compararla con los recursos manejados por el sistema financiero, la misma se eleva a la no depreciable representación de 24%, los fondos manejados por el sistema financiero se estimaban en 1.4 billones de pesos”, añadió.
Dijo que tomando en consideración las representaciones, sean comparadas con el PIB o el sistema financiero, la conclusión es que, tienen una importancia capital los recursos de los trabajadores para la estabilidad económica dominicana.

“Los recursos de los trabajadores mantienen una estabilidad en el sistema financiero debido a que son recursos frescos a los que se puede acceder, vía los mecanismos creados por los propios fondos para su protección y beneficio y que pueden ser colocados en el sistema de producción con tasas accesibles”, subrayó.

El además vicesecretario de la Juventud del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), afirmó que los recursos gestionados por las AFP, por la forma que están estructurados, al ser captados por el sistema financiero le dan sostenibilidad al mismo, denotando el bajo nivel de riesgo del sistema.

Aseguró que, pese a tener sus falencias y carencias, la Ley 87-01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social, representa una verdadera revolución social, esto porque antes de la entrada en vigencia de dicha legislación, la protección no abarcaba a los familiares, sino solamente en un siete por ciento al trabajador.

“El proceso de reforma de seguridad social responde a la necesidad imperiosa de dotar a los trabajadores y a las familias dominicanas de protección contra los riesgos de vejez, discapacidad, cesantía por edad avanzada, sobrevivencia, enfermedad, maternidad, infancia y riesgos laborales, pues antes de la entrada en vigencia de la Ley 87-01, la cobertura y los beneficios del sistema de seguros sociales existente no satisfacían plenamente estas necesidades”, señaló Cuevas.