Tras enternecer a las redes, Picasso finalmente encontró un hogar definitivo

Su inusual aspecto lo llevó a ser abandonado en un refugio pero gracias a las redes sociales hoy tiene un nuevo hogar

Al mejor amigo del hombre no le interesa cuántos seguidores tiene su amo en redes sociales, si este presume de algunos kilos de más o si tiene un prestigioso titulo laboral que logra distinguirlo del “hombre común”. Es por eso que no debería sorprender, que a la hora de elegir a un fiel compañero canino para compartir la vida, los humanos le devuelvan la misma cortesía a las adorables criaturas de cuatro patas.

Picasso, un simpático perro mezcla de Pitbull con Terrier que ha logrado conquistar las redes con su inusual trompa, se ha convertido en un verdadero ejemplo de que el verdadero amor no entiende de cánones preestablecidos de aspecto físico. El animal se encontraba destinado a ser sacrificado, al no lograr encontrar un hogar que lo adopte, pero finalmente se ha compartido la noticia de que este encontró un nuevo rol en la vida como perro de terapia.

El can nació con un hocico que le valió su nombre asociado a las pinturas surrealistas del pintor español. Sorprendentemente, sus dueños decidieron abandonar al cachorro en un refugio de California dado que no cumplía con sus estrictas expectativas estéticas.

La perspectiva a corto plazo no era favorable. Su inusual conformación de mandíbula desviada no colaboraba con encontrar nuevos potenciales amos, por lo que Picasso esperaba sin saberlo, una eutanasia definitiva. Fue la organización Luvable Dog Rescue la que decidió salvar al animal de la muerte y se propuso encontrarle una familia que lo amara, tal cual es.

Una campaña en redes sociales llevó a que millones de personas alrededor del mundo conocieran y compartieron su particular fisionomía a través de plataformas como Facebook y Twitter. Gracias al poder de Internet, los distintos postulantes a llevarlo a casa comenzaron a demostrar su interés en el gracioso animal.

“Hemos sido inundados de pedidos de personas para llevarse a Picasso a su casa, de todas partes de los EEUU” compartieron en su sitio los representantes de la organización basada en Oregón que se dedica a rescatar a los animales necesitados

Picasso tuvo que atravesar una cirugía dental para que “pudiese sentirse mejor” y a la vez ayudarlo a beber y comer de forma más efectiva. “Queremos asegurarnos de que esté físicamente en condiciones y sanado de su operación antes de comenzar a buscar su nuevo hogar”. Luego de unas semanas, el esperado momento finalmente llegó.

https://www.instagram.com/p/BUPKkhnAfAQ/

Concluido un exigente entrenamiento para poder asistir a personas con capacidades diferentes, Picasso finalmente encontró su vocación perruna y hoy día acompañará a su nuevo amo bajo el rol de mascota de terapia. Su hermano Pablo lo acompañará en una nueva aventura que seguramente hará de sus “humanos” personas mucho más felices.