El viceprimer británico Damián Green, bajo la lupa: aseguran que hallaron pornografía en su computadora

El número dos del gobierno de Theresa May negó las acusaciones, que se suman a una ola de denuncias contra políticos de Westminster

El viceprimer ministro británico se encuentra bajo intensa presión política y mediática al surgir versiones de que la policía halló una gran cantidad de imágenes pornográficas en su computadora.

Damian Green, primer secretario de estado, ha rechazado las versiones de que la policía halló pornografía en su computadora en el 2008 cuando investigaba el origen de varias filtraciones a la prensa.

Green dice que las denuncias, formuladas el mes pasado por un ex policía, no son más que una campaña de desprestigio. Otro oficial retirado, Neil Lewis, las reiteró el viernes afirmando que vio “miles” de imágenes pornográficas en la computadora.

“El ordenador estaba en la oficina de Green, en su mesa, estaba conectado, tenía su nombre”, dijo Lewis, que en 2008 trabajaba como investigador de material electrónico para el SO15, como se llama al comando antiterrorista de la Policía.

Mientras miraba la pornografía, estaba enviando correos electrónicos desde su cuenta, leyendo documentos. Es ridículo sugerir que cualquier otra persona lo estaba haciendo”, explicó el antiguo detective a la cadena británica BBC.

Un vocero de Green dijo que el político “nunca ha visto ni guardado pornografía en computadoras confiscadas de su oficina”.

Green, aliado y una de las personas de mayor confianza de la primera ministra Theresa May, está siendo investigado por versiones de que hizo insinuaciones inapropiadas a una activista del Partido Conservador.

A principios del mes de noviembre, el ministro de Defensa Michael Fallon presentó su renuncia el miércoles tras una denuncia de acoso sexual presentada por la periodista Julia Hartley-Brewer.

El ministro había pedido disculpas por haber puesto una mano sobre la rodilla de la periodista durante una cena del Partido Conservador en el año 2002, pero no logró con eso evitar el escándalo.

 

Fuente:EFE