Trump puso como condición renegociar acuerdos con Canadá y México para levantar los aranceles al aluminio y el acero

 

Canadá y México han amenazado con tomar represalias si Trump les impone aranceles

Los impuestos anunciados por Donald Trump a las importaciones de aluminio y acero, que desataron temores de una guerra comercial, podrían ser levantados si es que Estados Unidos consigue una favorable renegociación con México y Canadá, países firmantes del NAFTA, según anunció este lunes el presidente Donald Trump.

El mandatario continuó su discurso proteccionista al resaltar el déficit comercial que mantiene su país con respecto a sus vecinos y señaló que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha sido “un mal acuerdo” por el traslado de compañías y puestos de trabajo. “Las tarifas en acero y aluminio solo se levantarán si se firma un nuevo y justo NAFTA “, indicó en Twitter.

En ese sentido, destacó que “Canadá debe tratar mucho mejor” a los productores agrícolas estadounidenses.

En cuanto a México, exigió: “Debe hacer mucho más para detener el tráfico de drogas a EEUU. No han hecho lo que debería hacerse. Millones de personas adictas y muriendo”.

Las negociaciones del TLCAN han avanzado lentamente desde que comenzaron en agosto, en parte por demandas de Estados Unidos que van desde cambios en las reglas de origen de contenido automotor y los mecanismos de resolución de disputas hasta la imposición de una cláusula que podría terminar el acuerdo después de cinco años

Tanto Canadá como México han amenazado con tomar represalias si Trump les impone aranceles.

El jefe negociador adjunto de México en el TLCAN, Salvador Behar, dijo que el equipo de su país ha dejado claro que su país tendrá que reaccionar en caso de que se le impongan aranceles “independientemente de la negociación” del tratado. A su vez, Canadá, el mayor proveedor individual de acero y aluminio a Estados Unidos, ha indicado que cualquier tarifa sería totalmente inaceptable.

Trump ha amenazado en repetidas ocasiones con abandonar el tratado y la tensión en torno a los aranceles del acero ha suscitado nuevas dudas.

Fuente: INFOBAE