Parlamento de Macedonia inicia debate para su cambio de nombre

Parlamento de Macedonia inicia debate para su cambio de nombre

El Parlamento macedonio inició este lunes el debate sobre si ratifica o no el acuerdo con Grecia para cambiarle el nombre al país y que éste pase a llamarse “República de Macedonia del Norte“, lo que resolvería uno de los litigios más antiguos de Europa.

La batalla se anuncia difícil para el primer ministro Zoran Zaev (socialdemócrata), que alcanzó este acuerdo en junio con su homólogo griego, Alexis Tsipras. Apoyada por los partidos de la minoría albanesa (20 a 25% de 2,1 millones de habitantes), su coalición no cuenta con la mayoría de dos tercios necesaria para enmendar la constitución. Así, tendrá que convencer a una decena de diputados de la oposición conservadora (VMRO-DPMNE).

Una tarea que muchos observadores consideran insuperable. “No somos optimistas. Nos faltan votos y esto significa elecciones” parlamentarias anticipadas, reconocía el lunes antes del inicio de la sesión un alto responsable gubernamental que quiso mantener el anonimato.

El debate comenzó hacia las 12H00 locales (10H00 GMT) en presencia de los representantes de la oposición, con casi una hora de retraso.

“La solución más lógica” es que después de haber expuesto sus argumentos, la oposición “abandone la asamblea” sin votar, “lo que abre la posibilidad de anunciar estas elecciones anticipadas”, decía un poco antes un dirigente del VMRO-DPMNE que hablaba también de la posibilidad de alargar el debate varios días.

Si su iniciativa fracasa, Zoran Zaev anunció que convocará elecciones legislativas anticipadas.

Desde la independencia de su vecino en 1991, Grecia considera que el nombre de “Macedonia” solo puede aplicarse a su provincia septentrional, en torno a Salónica. Además, ha vetado la integración del pequeño país balcánico en la OTAN y bloquea las negociaciones de adhesión a la Unión Europea.

– La abstención como obstáculo –

El referéndum del 30 de septiembre, consultativo, contó con una gran abstención: dos tercios de los electores inscritos no votaron. Esto constituyó un gran revés para Zoran Zaev y complica su tarea para que el acuerdo sea aceptado en el parlamento.

La oposición considera que se tenía que haber superado el umbral del 50% de participación para “validar” el referéndum. El primer ministro, por su parte, considera que no se necesitaba ningún mínimo para este referéndum “consultativo”.

La abstención estuvo alentada por unas listas obsoletas, una fuerte diáspora y el boicot que llevó a cabo gran parte de la oposición.

Fuente: AFP

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorCalles militarizadas por llamado a paro por transportistas
SiguienteOnamet vigila zona de baja presión con posibilidad de convertirse en ciclón tropical